83º Marcha Familiar: Camino de las trincheras – La Jarosa

83º Marcha Familiar: Camino de las trincheras – La Jarosa

Día: 4 Noviembre 2018, Marcha Familiar

Salida 9:30.- Muro de la presa de La Jarosa (pueblo de Guadarrama)

Desnivel: 185 metros.

Distancia a recorrer 5 km. Ruta circular.

Duración: unas 3 horas

Regreso: hacia las 4 de la tarde

Material: Botas (o zapatillas de deporte), bastones, mochila, ropa de abrigo, gorra, chubasquero, crema solar, gorro, guantes, comida, agua

Cómo llegar al punto de salida (unos 48 km):

1.- Nacional A-6

2.- Salida 42 hacia Guadarrama-Alto de los Leones (o Alto del León, o Alto de Guadarrama) siguiendo la antigua carretera N-VI.

2a.- Si te pasas se coge la siguiente salida hacia Guadarrama (Escorial- Guadarrama) y en la rotonda del pueblo se empalma con el anterior itinerario.

3.- Se atraviesa todo el pueblo de Guadarrama siguiendo la calle que es la N-VI (En esa calle se puede comprar el pan en la acera de la derecha).

4.- Se deja a la derecha la carretera que va a Cercedilla y a los 300 metros se coge la primera calle a la izquierda (Avda de la Serrana –no lo pone al principio sino al final).

5.- Se tuerce a la derecha y se sigue hacia arriba por esa calle. Se pasa por debajo de la autopista y casi al final se tuerce a la derecha. Se ve ya la presa.

Allí hay aparcamiento (por si el otro está lleno). Un poco más abajo a la izquierda hay aparcamiento y más adelante junto al muro de la presa hay aparcamiento (allí la carretera gira para bordear el pantano en dirección a los chiringuitos de la Jarosa, donde ya hemos estado). Allí empieza el camino.

Itinerario.-

Seguiremos los puntos rojos. Se propone un paseo circular siguiendo el trazado marcado por la antigua vereda del agua, para llegar a una zona en la que se conservan restos de fortificaciones de la Guerra Civil que permiten tener una visión sobre una parte de este patrimonio histórico de Guadarrama poco conocido, y que ilustra de forma muy clara lo que supuso mantener la vida en este frente durante los años de guerra.

Cinco paneles informativos nos instruyendo sobre la ruta: Embalse de la Jarosa.-

Trilogía de la reforestación.- Vereda de agua.- Arañando la tierra.- La vida en el frente.-

Iremos viendo trincheras, casamatas y otros tipos de edificaciones militares que jalonan los alrededores del Embalse de La Jarosa. El paseo por el bosque nos pondrá en forma. Las vistas nos van a gustar. Son solo cinco km. aptos para niños que se inician en la marcha, con sus pequeñas subidas que piden un poco más de esfuerzo. Hay una fuente que por la época del año puede no tener agua.

Donde está tu tesoro, allí está tu corazón

Donde está tu tesoro, allí está tu corazón

El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en un campo…” (Mateo 13, 44)

Antes de pasar adelante me ha parecido oportuno situarnos ante nuestra realidad, darnos cuenta de ese Tesoro que se nos ha entregado. Tomar conciencia de que somos portadores de -esa Joya-, inmensamente valiosa, que se nos ha dado para regalarla y compartirla. Y sobre todo, para descubrir, que ese Tesoro es el mismo Cristo, ofrecido como -La Buena Noticia- la mejor noticia que el mundo jamás conocerá.

Y me ha parecido oportuno hacerlo así, porque en este tiempo tan lleno de actividad y activismo, resulta difícil encontrar un momento para preguntarnos:

  • Qué Tesoro poseemos.
  • Si es el auténtico el que ofrecemos.
  • En nombre de quién lo ofrecemos.
  • Y si, realmente es a Cristo a quién mostramos…

Pues quizá nos falte aquilatar todo eso para llegar a lo que pretendemos hacer. De ahí que hoy os invite a profundizar un poco más sobre este aspecto.

Al ponerme ante la realidad veía que, como en todo lo de Dios, siempre hay dos vertientes; y la persona -desde esa libertad que Dios le ha regalado- tiene que escoger una de ellas.

Así nos encontraremos evangelizadores que han encontrado el Tesoro escondido del que habla el evangelio, pero también otros que siguen buscando esa Perla preciosa de la que también nos habla. Lo que ya no tengo tan claro es que, unos y otros tengamos una experiencia de encuentro con el Tesoro y la Perla –que es el mismo Dios- y si no se tiene esa experiencia, lo del Tesoro y la Perla queda devaluado y el Tesoro escondido en el campo –o sea Cristo- relegado a un lugar secundario.

Por tanto, esta realidad nos alerta de que, este encuentro con el Tesoro y la Perla, se puede dar de muchas maneras: se puede dar, incluso sin proponérnoslo y sin buscarlo -porque Él se hace el encontradizo en el camino de la vida-. Pero también se puede dar, buscando sin cesar el preciado bien.

Quedando demostrado que, si en el artículo anterior veíamos a grandes santos a los que Jesús había salido a su encuentro, en este vemos la figura de María en su impresionante caminar para encontrar a su hijo perdido cuando iban en peregrinación –por Pascua- al Templo de Jerusalén.

Y esta experiencia de María buscando sin desfallecer a su hijo, tiene que ser la experiencia de fe del creyente y sobre todo la del evangelizador: aprender a dejar las rutinas que tenemos, con ese Dios al que nos hemos acostumbrado -para aprender a contemplarle- a fin de entrar en todo lo que hay en Él, de nuevo y sorprendente.

Por tanto, como oí decir en una ocasión a un jesuita: “Lo que María aprende en esa experiencia -del Niño perdido- es que, un Dios al que podemos perder, es un Dios al que hay que cuidar” ¡Qué gran lección para los que poseemos o buscamos el Tesoro y la Perla!

Pero hay algo precioso en estos versículos del evangelio de Mateo -que posiblemente hayamos pasado por alto- y es, la actitud que tiene el hombre que encuentra el Tesoro. Nos dice que lo vuelve a esconder y ¿por qué? Lo más normal es creer, que era para que no se quitasen. Sin embargo, hay en ello algo mucho más profundo. ¡Es fantástico! Cuando se da cuenta de la grandeza y la maravilla que posee lo encontrado, cuando percibe lo significativo que va a ser para su vida –lo esconde- y lo hace porque necesita asimilar lo sucedido; necesita hacer un tiempo de silencio, necesita hacer suyo lo encontrado… No es que sea una actitud de egoísmo, de no querer compartirlo con los demás, ¡no! Pues todos sabemos que el amor siempre es generoso y ese Tesoro que ha encontrado -lleva implícito el Amor de Dios- por lo que debe de ser contemplado, asimilado, puesto en oración… Pues es necesario dar tiempo “para –como dice el texto- vender todo lo que se posee y poder comprarlo” o lo que es lo mismo, es necesario dar tiempo, para ir relativizando todo lo que nos esclaviza. Más, ¡cómo entender esto en el mundo de la competitividad! ¡Cómo entrar en la lógica de Dios! ¡Cómo entender el hacer, el pensar y el elegir de Dios!

Ahí lo tenemos, ¡Tanta gente buscando algo más grande y mejor en su vida, sin ser capaces de ver que todo eso está en el Evangelio de Jesucristo! ¡Cuánta gente buscando a Dios, en medio de oscuridades que son las que le ocultan la hermosura de la perla, que es el mismo Cristo! Esta es nuestra tarea, no podemos escatimar esfuerzos, tenemos que llevar el Tesoro y la Perla a tanta gente ávida del encuentro con el Señor y que no tienen a nadie que se lo muestre.

Miremos al Señor, contemplémosle, Él tiene la respuesta, Él es la respuesta.

Cuando todo estaba sin contaminar en el principio de los tiempos, nos dice el libro del Génesis que Dios creó al ser humano y cuando lo vio ante Él, cuando contempló ese tesoro que Él mismo había creado, nos dice el autor estas admirables palabras “Y vio Dios que era muy bueno

Dios, había elaborado su Tesoro, su Perla y quiso que su tesoro fuera perfecto, que viviera en plenitud, que no tuviese ningún defecto, ningún fallo… pero llegó la condición humana y lo estropeó todo. Pasó el tiempo y cada vez, el ser humano fallaba más a su creador, cada vez le ofendía más… sin embargo Dios enamorado de su tesoro no duda en mandar a su hijo, a su único Hijo al mundo, para rescatarlo. Y lo hace entregando su vida para recuperar su “gran tesoro”

Ahora solamente cabe ya que nos preguntemos: y si Dios ha hecho eso por nosotros ¿qué debemos hacer nosotros por ese Tesoro que hemos encontrado y que es el que dio su vida a cambio de la nuestra?

Después de haber descubierto todo esto, no tenemos más opciones que la de hacer silencio y preguntarnos:

Si, realmente, Dios es mi Tesoro,

¿tengo puesto, ciertamente, en Él mi corazón?

 

 

Foto por N. en Unsplash

 

Importante encuentro PAL Madrid

Importante encuentro PAL Madrid

El próximo día 27, en la UPC, en ICADE, se presentarán los documentos elaborados para el nuevo proyecto apostólico de la Provincia en España. Es un encuentro importante para todos, ya que el proyecto ha sido elaborado tras una encuesta sobre el contenido y desarrollo del anterior plan de 2010, en largos procesos ignacianos por un grupo de jesuitas dirigido por Patxi Alvarez de los Mozos. Se trata de un marco de acción, “el qué”, sobre el que luego hay que trabajar el “para qué” hacemos una u otra opción y “cómo” las trabajamos. Es decir, las iniciativas que pongan en marcha este proyecto son posteriores. Por tanto no se trata de un documento de planificación con sus indicadores típicos. Se trata de crear un cuerpo apostólico para la misión como compañía. Baste como ejemplo de la importancia del mismo, que el anterior documento fue elaborado en 2010 y fruto de sus trabajos es la provincia única de España que se ha establecido.

Como ya viene siendo tradición, la PAL Madrid quiere invitar a todos los amigos de la Compañía de Jesús en Madrid al IV ENCUENTRO PAL MADRID.Si el año pasado tratamos de acercar todas las obras de la PAL Madrid a los amigos de los jesuitas en la capital, este año queremos ir un paso más allá.

¿CUANDO SERÁ? El próximo sábado 27 de octubre entre las 16 y las 20h.
¿DÓNDE? En la Universidad Pontificia Comillas (Campus de la calle Alberto Aguilera, 23. Madrid)

El encuentro de este curso tendrá por tema: “Contemplación de la realidad y elaboración del nuevo Proyecto Apostólico de la Provincia”. En palabras de Pablo Guerrero, SJ, delegado de la PAL Madrid: “Se trata de un tema de suma importancia para el futuro de nuestra PAL y de la Provincia”

La carta de invitación del delegado de la PAL, en este enlace
Para asistir, inscríbete hasta el 22 de octubre en este enlace

Mas info aqui: https://sjmadrid.org/iv-encuentro-pal-madrid-2/

El Documento “Contemplación de la Realidad” que sirve como base lo podéis descargar aquí:

CATEQUESIS de Biblia 2018-19: Evangelio de Lucas

CATEQUESIS de Biblia 2018-19: Evangelio de Lucas

José Ramón Busto sj nos informa de que ya están abiertas las plazas para inscribirse en el curso/catequesis de Biblia para este curso: Este año será sobre el evangelio de Lucas.

Como muchos de vosotros estabais interesados, os informamos que ya está abierta la inscripción, en la recepción de Maldonado, para la catequesis de adultos de este año, que versará sobre el evangelio de Lucas. Los interesados pueden apuntarse hasta el 8 de octubre y comenzaremos el lunes 15 de octubre a las 20:00. Como dice nuestro Consiliario General, Jose Luis Sánchez Girón, la formación en Biblia es una de las cosas más importantes para crecer en la fe, y sin duda que cualquiera crecerá en su fe de la mano de las enseñanzas sobre la Biblia que nos ofrecerá un experto como Jose Ramón Busto.

Los que hicieron el curso de Biblia el año pasado comentan maravillas del curso, de lo que han aprendido y de como les ha ayudado, así que os animamos a no perder esta oportunidad!!

Lugar: Parroquia San Francisco de Borja, Maldonado 1, Madrid

Inscripción: En Recepción, en Maldonado 1.

Plazo de inscripción: Hasta el día 8 de Octubre 2018

Comienzo curso: 15 de Octubre 2018

Para vuestro interés, hemos encontrado este vídeo sobre los relatos de la infancia de Jesús sobre el evangelio de Lucas, en una conferencia que dió Jose Ramón Busto sj en la Univ. de Comillas:

Conferencia en Univ. Comillas Infancia de Jesús en Evangelio de Lucas – José Ramón Busto sj

 

79ª Marcha: Los Baños de Venus – sábado 19 mayo

79ª Marcha: Los Baños de Venus – sábado 19 mayo

Sábado, 19 de mayo de 2018

Salida: 8:30 h -> Parking 3: Segundo aparcamiento ( a la izquierda) de Cantocochino (1027 m.)
Desnivel acumulado: 700 metros.
Distancia a recorrer: 15 km
Tiempo: unas 6 horas
Regreso: Hacia las 18 horas.
Material: Botas (obligatorias) mochila, bastones, macuto, ropa de abrigo, chubasquero, gorro/a, crema solar, comida, agua, gafas de sol…

Cómo llegar al punto de salida: Cantocochino (parking 3) es un punto muy conocido del Parque de la Pedriza cerca de Manzanares el Real. Calcular 1 hora de coche. Se puede comprar el pan en Manzaneres (en la plaza junto al Ayuntamiento).

  1. En la Plaza de Castilla se coge la carretera a Colmenar (C-607) y seguiremos las indicaciones a Miraflores y a Manzanares. Se pasa la cárcel de Soto del Real y en alguna rotonda tendremos que elegir entre seguir a Miraflores o torcer a Manzanares (famoso por su castillo) (Madrid-Manzanares son 42 km.).
  2. En Manzanares circunvalamos el pueblo por la izquierda (también se puede atravesar) y llegamos a una rotonda con un monumento al montañero. Hacemos la rotonda y seguimos de frente y a unos 500 metros está el desvío a la Pedriza (parque regional) que en 2 kilómetros nos pone en la entrada del Parque que tiene una barrera de control.  Aviso.- Es restringido el número de vehículos que entra cada día. Cuando llega el tope no dejan entrar más. Por eso estar puntuales y normalmente antes de las 8,30 se tiene plaza.
  3. Por la carretera de entrada, dando curvas y subiendo y bajando cuestas a los 5,5 km se llega a un cruce que a la derecha nos llevaría al aparcamiento de otras veces de Canto Cochino. Nosotros hoy iremos a la izquierda otros 500 metros más y llegamos al segundo aparcamiento de este lado (junto a un restaurante). Ahí termina la carretera y no se puede seguir con el coche.
  4. En muy escasos sitios de la Pedriza hay cobertura Descripción de la ruta: Hasta el puente de los franceses el camino es conocido.

Desde allí seguiremos por la pista de las Z hasta el km 14.Torcemos a la derecha y cruzamos el arroyo siguiendo una cuesta empinada de piedras y con hitos llegamos al pluviómetro (Desde el km 14 al pluviómetro hay 0,30 minutos). Desde ahí descendemos a los Baños de Venus y otras pozas.

La torre de Francisco Caro destaca en la zona. Desde el pluviómetro y a la derecha de la torre se va al mirador del valle del que venimos. Desde allí se baja al vivac de los Gavilanes y a la cerca de los ungulados. En subir se tarda 3,30 horas y 2 horas en bajar pues acortaremos por atajos en las Z
La época para este itinerario es abril-mayo porque el deshielo hace más grandes las cascadas.

X